martes, 29 de abril de 2008

rutina

He creado este blog con la intención de hacer algo diferente, y de no aburrir con simples relatos tipo "que guaii lo hemos pasado el viiernes chiicas, hay que repetiir!"(Por qué usarán doble i?), si no hacer reir a todo aquel que lo leyese.

Sin embargo, hoy voy a cambiar de registro, y tras días dándole vueltas, hay un tema que me trae algo mosca. Y es...

¿Hasta que nivel separamos lo rutinario de lo sentido?
Y cuando hablo de sentido, no hablo de sentido común, si no más bien de lo contrario: del tema del corazón(que no tiene por que ser siempre hacia el amor)

Cuando teníamos 12 años, solíamos decir: "como quiero a la Laura, la quiero la quiero"
y lo repetías una y otra vez, y sin embargo, de Laura no sabías ni sus apellidos. Y ahí empieza el error. Sentimos esa necesidad de compartir nuestros secretos y pequeñas experiencias con alguien, partimos nuestras vivencias y aventuras en pedacitos que repartimos entre algunas pocas(o muchas) personas, solo por el hecho de tener que hacerlo. Cuando compartes un vínculo tan grande con alguien(como cuando le cuentas un gran secreto), tu mente(que no tu corazón), siente que esta persona lo guardará para siempre, se siente confortable y le hace un huequito al lado de los sentimientos, para que siempre esté ahí presente, aunque esa persona en realidad no se merezca ese puesto.

Ahora, que nos convertimos en personas adultas, que empezamos a tener nuestras vidas, que recordamos viejos momentos y encontramos a viejos compañeros, hay una prueba muy dura a la que debemos someternos, y es saber seleccionar a aquellas personas que, si la ruleta de la vida lo permite, estarán a tu lado para siempre. Teniendo en cuenta que durante años hemos acumulado y acumulado amigos, conocidos, compañeros y demás... ¿Cómo empezar a elegir a esas personas, sin caer en el error de la rutina? Sin elegirlas por Que "siempre ha sido así"

se que esto parecerá un poco rollazo, e incomprensible, pero seguro que más de alguno lo ha sentido...


Yo supongo, que tendrás que fijarte en los pequeños detalles, más que en los grandes. No se a ustedes señores, pero yo valoro más Una pequeña postal hecha a mano, con todo el amor, mandada desde una Isla(por ejemplo) Que un regalo precomprado en el corteingles con posdata de "cubro mi ausencia con esto".


¿O es que me he quedado anticuada a mis 22 años?


Pasen y opinen señores



Perdón por cambiar así de tema. Y respecto a las preguntas de "cuando vuelves a postear"... cuando tenga algo que decir ^^



Aku

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No creo que lo puedas decidir con tanta facilidad como pito-pito a ti te eligo... Supongo que el tiempo, la vida y las experiencias van poniendo a cada uno en su lugar. Si esa persona va a estar contigo, simplemente lo estará; no porque tú la eligas o porque ella te eliga a ti. Simplemente os sentireis tan a gusto una con la otra que estar juntas será natural.
También es cierto que la vida cambia mucho, y que alguien a quien quieres de verdad se puede alejar con el tiempo y la distancia, pero los sentimientos siempre quedan y si os volveis a ver os hablareis como si hiciese 5 minutos que os acabais de ver (excepto por el típico resumen de vidas).
O eso es lo que quiero creer...
Vaya racha metafísica llevamos. Mi hermana con la confianza y tu con la amistad!
Que palabras más fáciles de decir y más dificiles de hacer realidad...
TAKI-CHAN

Tony: El Heterosexual no practicante dijo...

Lo que realmente pienso yo que habría que pensar es, hasta que punto es mala la rutina. Una rutina que no te aporta nada, una rutina burda y sin sentido es una mala rutina. La rutina que te convierte en una mera máquina que hace lo mismo siempre es una mala rutina. Puede que con muchas personas conocidas, y con amigos que consideras muy amigos muchas veces acabes hasta los mismísimos simplemente por pensar que "no hacemos otra cosa". Realmente no sabes lo beneficiosa que puede resultar una rutina para otra persona, aunque a veces nos asalte esa vocecilla que dice: Y si hicieramos otra cosa?

O a veces por una rutina que consideramos aburrida, dejemos de ver antiguas amistades que luego al cabo del tiempo las eches de menos; eches de menos "esas" antiguas rutinas que considerabas malas o aburridas...curioso verdad? Siempre la solución esta en nuestra mano.

Cuanta sabiduria hay que repartir srta. aku!!!

Lucha, no te rindas, y así algún día conseguirás lo que mereces.

El tornillo de Frankenstain

Mi foto
Cada vez una diferente, Depende del lugar, Spain
Si crees que has visto y/o leído cosas muy depravadas y extrañas... es que no lo has visto todo...